Caviahue… mi lugar en el mundo; por Valentina Sepúlveda

  • Caviahue… mi lugar en el mundo; por Valentina Sepúlveda

 

Valentina Sepúlveda Suazo vive y trabaja en Caviahue hace 30 años. Cual digna corresponsal sube diariamente imágenes en sus redes sociales, comenta el estado del clima y las novedades de la localidad: utiliza fotografías que toma con su celular, que, no solo reflejan con simpleza la belleza del pueblo durante las cuatro estaciones, sino también el cariño que ella siente por su querido Caviahue. Cada imagen que comparte se convierten en bellas postales que circulan en las redes sociales llenando de emoción y expectativas a cualquiera que las alcanza a apreciar. En la siguiente nota te contamos un poco su historia y su experiencia de vivir en Caviahue en contacto cotidiano con uno de los paisajes más bellos que tiene nuestra provincia.

Un viaje que realizó hace 30 años atrás le cambió la vida para siempre: «Vine en el año 1989 a pasear a Caviahue porque no conocía, quedé maravillada con su paisaje y su esencia de pueblo. Así fue que al tiempo conseguí trabajo en Copahue  como mucama en un establecimiento hotelero. Cuando terminó la temporada de verano, retorné hacia Caviahue  y conseguí trabajo en un hotel como recepcionista, tarea que aún sigo cumpliendo

La calidez de un pequeño pueblo que crecía, el aire puro de la montaña, las milenarias araucarias y el reflejo en el lago de un cielo tan profundo; resultaron un maravilloso conjuro que la hechizó completamente, así Caviahue se transformó en «su lugar en el mundo»: «me atrapó su belleza… me enamoré de la tranquilidad de Caviahue; al ser chiquito nos conocemos todos. Los niños andan en la calle y todos los vecinos saben de quién son hijos; eso mismo amo de este lugar

«Con el correr del tiempo logré adaptarme. Porque es así, uno se tiene que amoldar al destino. Cuando me vine a vivir acá me adapté a su clima, a su gente y a la presencia del volcán Copahue.» Así que andar en moto de nieve, caminar con raquetas, hacer esquí de fondo, llegar hasta el cráter del volcán, son cosas normales que uno termina haciendo en su rutina al vivir en un pueblo como Caviahue…»

«Cada uno viene con un proyecto de vida a Caviahue buscando alcanzar sus sueños…»

Aparte de su trabajo de recepcionista durante la mañana, trabaja también por la tarde en una chocolatería. En el camino hacia ambos lugares aprovecha para tomar fotografías con su celular al paisaje que van observando sus ojos, así toma registro de todo lo que le llama la atención: «a todo lo que me gusta le saco una foto: me encanta hacerlo!. Son momentos únicos que logro apreciar, son momentos que atrapo y enfoco, y ese momento pasa a ser mío. Ese es mi hobbie!. Expresa Valentina

La localidad cordillerana tiene las cuatro estaciones claramente marcadas. En su tiempo libre Valentina disfruta a pleno los paisajes de la zona a lo largo del año. «En verano disfruto mucho las termas… las caminatas entre cerros y araucarias, andar en bicicleta, hacer canotaje en el lago, observar los arreos de chivitos, etc. En fin, son muchas actividades que uno puede hacer tranquilamente.  Durante el invierno disfruto los mismos lugares pero de distinta manera, considerando la presencia de la nieve; como caminatas con raquetas, esquí de fondo, también sacando fotos, etc. Sea la estación que sea, yo tomo fotografías siempre: Caviahue es lindo durante todas las estaciones: en otoño están los colores rojos, naranjas, amarillos en el paisaje. En el invierno todo cubierto de blanco destacándose las araucarias y en el verano todo es verde y fresco.»

Ella reconoce que su momento favorito del día para tomar fotografías es el amanecer: «desde mi lugar de trabajo aprecio perfectamente el amanecer sobre el lago. Es realmente inspirador! Puedo disfrutar el amanecer de cada día y no me canso nunca.»

Tantos años en contacto con turistas que ya conoce perfectamente los gustos, preferencias y comportamiento de los visitantes. Con cariño y dedicación les brinda consejos respecto al manejo de la ruta en invierno, así como la necesidad de contar con los elementos de seguridad. En verano les aconseja qué elementos llevar si van a Copahue a disfrutar de los baños termales, como protector solar, etc.

«En invierno lo que a la gente le gusta mucho aparte de las actividades del centro de esquí, es pasear con los perros siberianos por los diferentes circuitos que tiene Caviahue disfrutando las cascadas y saltos. El Salto del Agrio que es la cascada más grande de Caviahue también se pueden disfrutar en motos de nieve.  Y lo que más le fascina es cuando van a las termas de Copahue en vehículos oruga, que durante el invierno están tapadas de nieve, una experiencia única. Allí en Copahue pueden hacer esquí de fondo, caminatas con raquetas, y lo más llamativo es que pueden realizarse un baño termal en las lagunas que están disponibles, rodeados de paredes de hielo! Quedan realmente maravillados. Algunos aventureros bajan hasta Caviahue haciendo esquí fuera de pista; todo aquel que lo hace queda maravillado.»

«En verano el principal atractivo sin duda son las termas, las aguas termales son maravillosas. Yo he sido testigo del efecto de las mismas sobre el estado de salud de personas con diferentes dolencias como la psoriasis»

 «La pesca es otra actividad que le gusta practicar a muchas personas: Los lugares favoritos son la laguna Hualcupén y la laguna de Trolope. En fin hay de todo para hacer en Caviahue y Copahue.»

30 años atrás, Caviahue la supo enamorar con sus bellos paisajes dominados por la araucaria araucana y su alma de pueblo transformándose hoy en «su lugar en el mundo».

Gracias Valentina!

Sitio Seguro

Utilizamos conexiones seguras para proteger tu información. Todos nuestros contenidos y formularios están cifrados, podés interactuar en nuestro sitio con confianza.

Sitio seguro